EGUTEGIA/CALENDARIO 2021

GALDAKAOko MENDIAK / Cima de Galdakao

2014/04/06 Goba(773m)-Laño-Trebiño-Etxe trogloditak IRTEERAKO EPEA ZABALIK

GOBA (773m)/TREBIÑO

LAÑO-SANTORKARIA IBILBIDEA-ETXE TROGLODITAK

(Jeitsi ibilbidea pdf-dokumentuan / Bajarse el itinerario en pdf)

 

Ordutegiak

  • Irteerako ordua: 8:30                                           Igandean 2014-04-06
  • Lekua: Caja Laboral (J.B.Uriarte)
  • Ibiltzen hasteko ordua:09:30(Lañotik-Trebiño)
  • Itzulerako ordua: 14:30-15:00   

Prezioak  /  Coste:

Irteearen prezioak / Precios

Bazkideak

Socios

Ez bazkideak

No socios

 

Umeak/Gazteak (Niños y jóvenes)

3

6

 

Nagusiak (mayores)

5

7

 

Famila plana/ Plan Familia

 

 

 

Aita eta Ama/seme-alaba 1 Padre-madre-1hijo

10

20

 

Aita eta Ama/seme-alaba 2 Padre-madre-2hijos

12

26

 

Aita edo Ama/seme-alaba 1 Padre-1 hijo

6

13

 

Aita edo Ama/seme-alaba 2 Padre 2hijos

8

19

 

(Autobusean ordaintzeagatik 1€ gehiago kobratuko da /Los que paguen en el autobús tendrán un incremento de 1€)

Datos técnicos del GPS:

  • Distancia: 6,8 Kms.
  • Tiempo real: 3 horas 
  • Tiempo parado: 20'.
  • Altura máxima: 765mts
  • Ascenso acumulado: 305m.

 Esta salida va a ser un recorrido por monte pero en principio sin hacer cima. Se puede hacer la cima de Goba (773m), pero el objetico es ver las cuevas trogloditak.

Cimas  Gobak 773m

Situación: Trebiño.

 Cómo llegar  95Km. Por la A68, salida 6 de Pobes-Nanclares, se coge la A-2622 a Nanclares. Desde aqui se coge de nuevo la N-I a Burgos y en la salida 334 CL-127 - LA PUEBLA DE ARGANZÓN -TREBIÑO, en la rotonda tomar la salida 3 BU-P-7442, direccion A1, hacia Trebiño (CL-127), tras atravesar Anastro, coger la rotonda direccion BU-744. Pasar por Trebño y coger la BU-741, hasta llegar a Laño.


Ibilbidea  /Itinerario 

Las Gobas de Laño (Treviño). Capadocia alavesa. En Laño se pueden visitar 29 cuevas excavadas por monjes en la Alta Edad Media. Son cuevas excavadas por los mojes del siglo IV en Treviño.

Existe un agujero negro en la historia del que se sabe muy poco, el período comprendido entre el siglo V y el VIII, la época posterior a la caída de Imperio Romano. Uno de los fenómenos que nos pueden ayudar a comprender ese momento de oscuridad es el eremitismo. Se trata de una corriente de duro ascetismo, propugnado por un obispo hispano, Prisciliano (siglo IV), que se convirtió en el primer hereje ajusticiado por un tribunal eclesiástico. Sus ideas de rechazo de la unión de la Iglesia con el estado imperial se extendieron por todas partes, pero fue en el Norte Peninsular donde han pervivido. Los priscilianos buscaban la perfección cristiana en la soledad, en lugares recónditos y de difícil acceso.

Esas son las características del pequeño valle de Laño, en el término municipal de Treviño, una de las principales concentraciones de cuevas rupestres de la Península. Separadas por un río y la carretera que conduce a la aldea del mismo nombre, las Gobas –goba en euskera es cueva– fueron excavadas en roca caliza, muy fácil de trabajar. Sendos caminos marcados permiten visitarlas y descubrir su magia en los sencillos habitáculos donde aquellos monjes vivieron y rezaron con radicalidad monástica. El enclave transmite la energía de los mundos perdidos y una gran paz.

De las 125 cuevas artificiales existentes en Álava, a la que algunos llaman ‘la otra Capadocia’, en Santorkaria, el farallón de la izquierda según se llega, se han contado hasta 18 recintos diferentes, algunos destruidos por el desplome de la pared. Tres de las grutas tienen planta basilical y fueron utilizadas como templos. En la ladera de Laño, a la izquierda de la carretera, se pueden ver 11 cavidades. Con posterioridad se excavaron tumbas porque se pensaba que las grutas eran el mejor lugar para esperar la resurrección. Grandes arqueólogos como Aita Barandiarán, Agustín Azkarate o Paquita Sáenz de Urturi, han estudiado esta cuna del misticismo.

Al igual que en las llanuras de Anatolia, Turquía, los primeros cristianos excavaron en Treviño ermitas rupestres y viviendas troglodíticas cuya visión resulta inquietante. Laño, un pequeño pueblo de este enclave burgalés en el corazón de Araba, es el mejor lugar para disfrutar de estas cuevas artificiales. Conocidas como Gobas, fueron abiertas a pico por los visigodos para establecer en ellas sus viviendas y sus templos. Siglos después de que los eremitas las abandonaran, fueron convertidas en una necrópolis medieval, por lo que se hallan horadadas por decenas de tumbas antropomorfas

Goba mendia (773m):

El conjunto de eremitorios rupestres de Laño consta de un buen número de cuevas artificiales excavadas sobre muros de roca caliza de poca resistencia debido s su alto contenido en material arenoso y que se ubican a ambos lados del vallecillo sobe el que se conforma esta población. El cantil rocoso que se eleva sobre el costado occidental recibe el nombre de Las Gobas (del euskera, "Cuevas"), mientras que el reborde oriental se llama Santorkaria. Estas cavidades han sido vivienda y, también sepultura de sus moradores. Se trata de santuarios paleocristianos, construídos a partir del s.IV y tal vez ocupados hasta la época dominación musulmana, si bien también habría que hablar de períodos posteriores en los que también serían poblados. En efecto, algunos de los antros, que en número son del orden del centenar, se construyeron como verdaderas capillas, habiendo labrado ciertos elementos arquitectónicos toscos que vienen a recordar a los templos que se pudieron ver en los siglos venideros. Se trata pues de antiguos santuarios que se asemejan a las iglesias del período visigótico no sólo en su estilo, sino también por los grabados e inscripciones que se han podido reconocer. Las tumbas antropomóricas son otro de los rasgos característicos de estas cavidades.

El monte Goba (773m) que aloja parte del conjunto cenobítico es una cumbre bien diferenciada entre Laño ( 681 m ) y Albaina ( 610 m ). Su vertiente N. es una suave ladera declinada hacia Albaina y sobre la que alzan dos protuberancias de similar altitud altitud (771m y 773m). La vertiente S., en cambio, presenta un reborde rocoso sobre el que asoman algunos monolitos, conocidos como Los Castilletes, y que ha servido durante años como explotación canterera. La extracción de arena ha degradado sensiblemente esta ladera, así como un flanco del monte Krutzia (787m), situándose las instalaciones abandonadas en el lugar de La Tejera (677m), entre esa cumbre y el monte Goba (773m).

Al N. de la cantera, junto al camino que va a Albaina, se encuentra el santuario de Granado ( 607 m ). Se trata de la iglesia del antiguo mortuorio ( voz alavesa utilizada para designar un despoblado ) de Granado.

El verdadero punto culminante del monte Goba (773m) es verdaderamente sorprendente y original. Se trata de una aguja sobre la que se encarama un curioso "bolo" rocoso de reducidas dimensiones. Aunque el vértice de la montaña es escarpado no es difícil encaramarse a su punto más elevado con un poco de precaución . La fisonomía de la cumbre asemeja desde ciertos puntos de vista el de la silueta de un monje y, como en otros casos, ha recibido el nombre de Piedra del Fraile.

 

 

Ibilbidea(Goba)

 

En Laño ( 681 m ) salir por la carretera en dirección a Albaina, y tomar a la izquierda un desvío que penetra en un carretil terroso que conduce a la cantera de La Tejera ( 677 m ), desfilando al pie de la cara S. del monte Goba ( 773 m ). Continuar en dirección N. por la pista que lleva a la ermita de Granado ( 607 m ). Desde ella subir al S.S.W. para alcanzar la cumbre occidental (771m). Tras bajar al collado intermedio (748m) encaminarse al roquedo de la cima principal (773m). Situarse al pie de la corta arista de roca que conduce a la área roca final. Trepar dos breves resaltes abombados (I+) y coronar la bola cimera de Goba (773m).

 

El descenso se puede realizar en dirección N. para enlazar por la derecha, cerca de Albaina (610m) con el sendero balizado del . Esta senda conduce a las Gobas de Laño y seguidamente nos llevará de nuevo al punto de partida en Laño, completando un itinerario circular completo a este monte.

 

Orkiza/Urkiza (840m). 40’

 

En Laño, tomamos la calle principal ( Nagusia Kalea ) para abandonar la aldea por la calle Pipaon. Un camino deja a la izquierda el vallecito de Santa María, donde se encuentra la ermita de Santa Marina, y nos permite, despreciando un desvío a la izquierda, al collado ( 797 m ) al S. de la cumbre de Urkiza u Orkiza ( 844 m ). Cruzando la heredad que allí existe, se da con un camino forestal que va tomando dirección S. y desemboca en lo alto del cordal de La Rasa. Tomar a la derecha la pista durante 300 m. El vértice, denominado erróneamente Jaundel por algunos mapas, queda a unos 20 m. de la pista, por lo que habrá que atender a la entrada de la pequeña senda que permite, desde ella, alcanzarlo.

 

 

Ibilbidearen Azalpena/ Descripción del recorrido:

 

Laño: Km 0

 

Una ruta fascinante en torno a Laño nos lleva al encuentro de dos conjuntos de cuevas muy interesantes, el de Laño y el de Santorkaria. Por si fuera poco, el paseo nos regala una caminata inolvidable por un hayedo donde el silencio sólo se ve roto por nuestras pisadas en la hojarasca.

 

Comenzamos a caminar desde la plaza de Laño, en cuya fuente generosa podemos llenar la cantimplora. Seguimos las señales del GR-38 que indican hacia las Gobas y Albaina. Cinco minutos por carretera nos llevan hasta una pista donde las señales corroboran el buen rumbo. No tardamos en llegar a unos escalones y una bifurcación. La ruta sigue por la derecha, pero antes giramos a la izquierda para visitar las Gobas de Laño.

 

 

Gobas de Laño: Km 1,33

 

Algunas de las cuevas más interesantes se encuentran tras un vallado que permanece siempre abierto. Echamos un vistazo al lugar y regresamos a la ruta principal, señalizada con pintura blanca y roja. Pasamos junto a otra Goba y avanzamos por un sendero que discurre por la linde de unos cultivos hasta desembocar en un cruce de pistas. Abandonamos el GR y elegimos la opción de la derecha para descender hasta la carretera. Una vez en ella, giramos de nuevo a la derecha. Diez minutos de cómodo paseo por asfalto nos llevan hasta un desvío señalizado que surge en el lado izquierdo. Se trata de un sendero que nos traslada rápidamente a las Gobas de Santorkaria.

 

Gobas de Santorkaria. Km 3,50

 

Este es otro conjunto eremítico de gran valor que deja entrever cómo se establecían las viviendas en la entraña de la roca. Desde ahora y hasta el final de la ruta seguiremos unas señales verdes y blancas. Gracias a ellas nos orientamos en un encinar hasta alcanzar el collado del Pericón, donde giramos a la derecha para descender entre pinos a una carretera. Apenas la tocamos porque nos desviamos a la derecha por una pista que desciende. Siguiendo las señales y el camino principal, llegamos a un impresionante hayedo.

 

 

Hayedo: Km 4,45 

 

Un precioso paseo cuesta abajo nos descubre este bosque que parece encantado y nos lleva hasta los cultivos cercanos a Laño. El final de la ruta queda a tiro de piedra.

 

Laño Km 6,92 

 

 

Azalpen zehatzagoa / descripción detallada

 

Aparcaremos el autobús en la pequeña plaza junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en el pueblo de Laño, ya en el condado de Treviño (Burgos).

 

En esa misma plaza encontramos unos postes verticales del GR-38, por el que debemos llegar hasta las Gobas, dicha señalización nos hace retroceder por la carretera por la que hemos llegado al pueblo, caminando estos primeros metros por asfalto.

 

A unos 200 metros de dejar atrás la última casa del pueblo encontramos una desviación por pista a la izquierda que obviamos, continuando por la carretera hasta la siguiente desviación a la izquierda, ya señalizada con la indicación de Las Gobas y del GR-38.

 

Continuamos por dicha pista que llanea, entre campos de cultivo y luego asciende ligeramente hasta llegar a una nueva señalización. La pista se vuelve camino entre arbustos hasta llegar a un panel vertical en el que el camino se vuelve senda, combinada con alguna que otra escalera, hasta un nuevo panel que nos señaliza nuestra situación exacta.

 

Así que nos dirigimos primero a nuestra izquierda, subiendo unas escaleras, donde se encuentran la mayor cantidad de cuevas.

 

El acceso puede estar precintado con cinta y alambre.

 

Volvemos sobre nuestros pasos para dirigirnos hacia la cueva más apartada de todas, la cueva de la Dotora.

 

Tras ellas volvemos sobre nuestros pasos hasta donde comienza la senda, junto a un campo de labor. Allí debemos dirigirnos hacia el este, atravesando por su linde la tierra sembrada, hasta dar con un hueco en el arroyo Barruntia que nos permite vadearlo sin problemas.

 

Una vez al otro lado nos encontramos en medio de una plantación que bordeamos por el lado del rio y luego por el linde del mismo, girando de nuevo hacia el este, hasta salir a la carretera.

 

Una vez en la carretera giramos a la izquierda y avanzamos por la misma unos 220 metros hasta que encontramos a la derecha una pasarela de madera y una señalización que nos indica hacia Santorkaria.

 

Cogemos dicha desviación por una estrecha senda que asciende por la ladera hacia las oquedades de Santorkaria. Visitaremos todas y cada una de las cuevas que nos encontremos.

 

Tras la última cueva la senda continua a tramos muy escondida por la vegetación en dirección este, llaneando al principio y ascendiendo luego por la ladera, pudiéndose seguir gracias a las marcas de PR (amarillas y blancas) que aparecen en algunos árboles.

 

Salimos del bosque y unos metros de fuerte subida nos separan del collado, donde se distingue unos postes señalizadores.

 

Desde allí tenemos unas vistas estupendas, pero nos dirigiremos hacia la izquierda siguiendo una clara pista hasta llegar a  un mirador donde encontramos un panel del Micaela Portilla Ibilbidea, que parece que transcurre en parte por donde estamos caminando.

 

Retrocedemos sobre nuestros pasos para volver al collado El pericón y continuar por la ancha pista herbosa que continua hacia el este por el cordal y que se interna en un pinar.

 

Tras unos trescientos metros desembocamos en la carretera BU-126, pero antes de salir a la misma tomamos una pista descendente, igualmente señalizada con los postes del PR, que sale justo al lado de la carretera y que se vuelve a internar en el pinar.

 

A otros 200 metros encontramos una bifurcación donde giramos a la derecha. El descenso se hace incómodo por la vegetación que cubre la pista. Por fin, tras un descenso desembocamos en una pista.

 

Allí giramos a la izquierda para llegar al pueblo de Laño por la parte trasera de al iglesia, donde nos esperará tranquilamente nuestro autobús.

 

Tracks:

1.- Las Gobas de Laño y Santorkaria:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1863819

 

 

NOTA: Estos datos son aproximados y estan sujetos a cambios segun lo consere el Ganguren MT.