EGUTEGIA/CALENDARIO 2021

GALDAKAOko MENDIAK / Cima de Galdakao

2013/06/02 PeñaColina (1448m)-ColladoAson IRTEERAKO EPEA ZABALIK

Peña Colina(1.448m)-Collado de Ason zeharkaldia 

(Travesía Collado de Asón-Glaciar de Hoyón de Saco)

(Jeitsi ibilbidea pdf-dokumentuan / Bajarse el itinerario en pdf)

Ordutegiak/horarios

  • Irteerako ordua: 8:00                                   Igandean 2013-06-02
  • Lekua: Caja Laboral (J.B.Uriarte)
  • Ibiltzen hasteko ordua:09:30 (Alto de Los Collados del Asón )
  • Bazkaria: 14:00 gutxigorabehera
  • Itzulerako ordua: 18:30 Eulatetik         Galdakaora heldu: 20:00
    • Prezioak     AUTOBUSA: Bazkidea/Socio : 7€                      Ez bazkidea/No Socios: 11€

(Autobuseak ordaintzeagatik 1€ gehiago kobratuko da /Los que paguen en el autobús tendrán un incremento de 1€) 

Datos técnicos del GPS:

  • Distancia:                            20 Kms.
  • Tiempo real:                        5 horas 30 m
  • Tiempo parado:                   1h.
  • Altura máxima:           1.448 mts
  • Ascenso acumulado:    818 mts.
  • Dificultad: Media. Evitar la niebla. Es recomendable emplear el GPS
  • Desnivel: 768 metros.

 Datu Orokorrak  /  Datos generales

 Hasta hace quince mil años, las montañas de la Cantabria oriental estaban cubiertas de glaciares. Fue la última gran glaciación, tras la cual, las nieves y el hielo se retiraron a cotas más elevadas y septentrionales. Sin embargo, su presencia durante milenios esculpió una geografía que sí ha llegado hasta nuestros días y se puede apreciar en el macizo del Alto Asón, protegido como Parque Natural desde 1999.  El efecto erosivo del hielo sobre el terreno calizo de estos montes ha dibujado un paisaje mágico formado por circos, lapiaces, hoyas, poljes, etc. en torno a cotas que ronda los 1.500 metros de altitud y que bien merece una visita. En este caso, la excusa es la ascensión al Colina, cumbre que se alza en el extremo noroccidental del Parque y permite un recorrido circular perfecto para descubrir algunos de los más bellos secretos de este espacio.

 

Azalpen orokorra / Descripción general.

Parque Natural de los Collados del Asón el 18 de Febrero de 1999, que se ubica íntegramente en el término municipal de Soba.

Las altitudes están comprendidas entre los 240 del núcleo del pueblo de Asón y los 1.573 de Peña Lusa, 1.530 de Imunia. El Picón del Fraile con 1.632 m fue excluido del Parque por estar ocupada su cima con una base militar.

En la marcha que se expone se contemplarán dos de los cuatro circos glaciares del Parque: El Glaciar de Hoyón de Saco, donde se filtra el agua que mana la Cascada del Asón y el glaciar de Bustalveinte, que es el más largo del parque ya que tiene 7 km.

Éste se unía a través de una cascada de bloques con la lengua que bajaba del glaciar de Hondojón cerca del Alto de La Posadía. Discurrieron hacia el Collado del Asón y alcanzaron una altitud de 400 m, la cota más baja de toda la península Ibérica.

Hubo un cuarto glaciar, el de Zucia, que al contrario de los otros tres carecía de lengua glaciar. Además, se subirá a la Porra de la Colina (también llamado Colina), que no debe confundirse con el Porracolina (1.414 m), situado al NO. El Colina (1.448 m) es una cima muy característica e incluso más elevada que la montaña anterior aunque no tan conocida y ascendida.

La zona del nacimiento del Asón, es una de las menos conocidas de Cantabria, pero sin duda es una de las más hermosas. Con el fin de garantizar la conservación de tan bellos parajes se declaró como Parque Natural de los Collados del Asón el 18 de Febrero de 1999, que se ubica íntegramente en el término municipal de Soba.

Las altitudes están comprendidas entre los 240 del núcleo del pueblo de Asón y los 1.573 de Peña Lusa, 1.530 de Imunia. El Picón del Fraile con 1.632 m fue excluido del Parque por estar ocupada su cima con una base militar.

En la marcha que se expone se contemplarán dos de los cuatro circos glaciares del Parque: El Glaciar de Hoyón de Saco, donde se filtra el agua que mana la Cascada del Asón y el glaciar de Bustalveinte, que es el más largo del parque ya que tiene 7 km.

Éste se unía a través de una cascada de bloques con la lengua que bajaba del glaciar de Hondojón cerca del Alto de La Posadía. Discurrieron hacia el Collado del Asón y alcanzaron una altitud de 400 m, la cota más baja de toda la península Ibérica.

Hubo un cuarto glaciar, el de Zucia, que al contrario de los otros tres carecía de lengua glaciar. Además, se subirá a la Porra de la Colina (también llamado Colina), que no debe confundirse con el Porracolina (1.414 m), situado al NO. El Colina (1.448 m) es una cima muy característica e incluso más elevada que la montaña anterior aunque no tan conocida y ascendida.

IBILIBIDEA/ ITINERARIO

  • Distancia: 15,5 km. Recorrido completo
  • Tiempo: 6 h. Recorrido completo
  • Desnivel: 768 m
  • Subida acumulada: 818 m
  • Dificultad: Mediana, por el desnivel a salvar, aunque por buenos caminos (salvo algún tramo karstificado), sin pendientes excesivamente fuertes

Ibilbide 1.-

La excursión comienza en el alto de Los Collados del Asón, acceso ideal al interior del Parque. Desde el aparcamiento, una pista remonta (O) hacia el Alto de La Posadía tras pasar junto a las cabañas de El Respijadiru (0h.20') y bajo los Cerros de Peñota. Pero no llegaremos hasta el portillo. En un primer promontorio, un poste de señales nos avisa de que nuestra ruta se desvía hacia la derecha (0h.30'), para rodear los Castros de Horneo, con sus característicos 'puros' y 'agujas'.

El camino, al principio herboso, pronto discurre sobre la piedra caliza, bordea los Castros por el este y, ya en la vertiente norte, se adentra en un hayedo, por el que gana altura de forma sostenida. Es al salir a terreno despejado cuando el camino se endurece para alcanzar las cabañas de Saco (1h.15'), una bella majada a más de mil metros de altitud.

La ruta continúa entre los muretes de las parcelas, por un sinuoso sendero que llanea entre brezos, primero, y discurre junto a un fantástico lapiaz camino del Hoyón de Saco (1h.35'). Una vez en su borde, hay que rodear la depresión y auparse al cordal herboso, por el que ascendemos (SO) esquivando la gran brecha que protege por el este la amplia loma cimera. Un portillo entre las rocas nos da acceso a ella, para remontar los metros finales hasta el hito que señala la cumbre, en el borde de una pequeña meseta acastillada (2h.25'). Colina (1.448m)

Iniciamos hacia el sur el descenso, que nos llevará por espectaculares espacios como el circo glaciar de Brenacobos o el lapiaz de las Hazas del Respiradero. Siguiendo la senda sobre la hierba, pronto giramos (SO) hacia el Alto de las Estacas, collado que separa los montes Colina y Carrio. Desde allí, un estrecho pasillo en la roca permite bajar a las cabañas de Brenacobos (2h.50').

El sendero muestra el circo glaciar en toda su grandeza antes de adentrarse en las Hazas del Respiradero, que atravesamos por una angosta brecha. De nuevo en terreno abierto, la cabaña de Concinchao (3.h30') será la siguiente referencia antes de desembocar en el Alto de la Posadía y retornar por la pista hasta los Collados del Asón (4h.30').

Perfil aproximado

 

Ibilbide 2.- Rutas de Cantabria: Collado Asón - Colina - Mirador de Minudio (I)

Se sale del aparcamiento del Collado del Asón (686 m) donde se puede observar un panel de inicio con el mapa topográfico del Parque en el que viene descrita la Ruta del Glaciar de Hondojón (PR-S 66). Se toma (O-NO) la pista que va a Bernavinto.

Enseguida se pasa junto a una explotación ganadera y un poco después, enfrente se encuentra la fuente de Fuentebezón (a la izquierda del camino, poco antes del paso canadiense).

Se sigue ascendiendo por la pista y las vistas invitan a pararse para disfrutar de la belleza del valle fluvial del Asón, en el que la carretera se retuerce en continuos zigzags para poder alcanzar el collado. Subiendo la mirada y recorriendo del NE al NO se pueden ver los picos de la Porra del Mortillano, el Mazo Chico y el Mazo Grande, tres cumbres que en sus entrañas esconden el sistema subterráneo más grande de España con 114 Km de longitud. Hacia el E (izquierda) se ve la plataforma de abrasión del Glaciar de Bustalveinte.

Poco después de 1 km se pasa junto a unos cabañales. Las cabañas cercanas a la pista son las de Respijadiru y las más lejanas las de Horneo. Este cabañal es uno de los mejor conservados del Parque, aunque apenas queden restos de los tejados de lastras. Hasta hace 20 años aquí estaban todas las cabañas habitadas y hasta celebraban la fiesta del Santo, pero este tipo de ganadería fue desapareciendo y los paisanos asentándose en el Valle para poder hacer producciones acordes a la normativa.

Los árboles que acompañan a estas cabañas son fresnos, pues la gente que aquí habitaba era tremendamente supersticiosa y plantaba estos árboles para ahuyentar tormentas y brujas, también se utilizaban para fabricar las cebillas (apero que se pone al pescuezo de las reses, para amarrarlas a los pesebres). Además en invierno, cuando empezaba a escasear el alimento, el ganado usaba las hojas del fresno como forraje.

Nada más pasar el cercado de estos campos hay una vereda de atajo (NO, derecha) que sube hasta las últimas cabañas de Horneo. Se puede seguir este camino, pero suele estar muy embarrado, así que generalmente no es aconsejable hacerlo. Además el recorrido marcado continúa por la pista hasta alcanzar un rellano (870 m), donde un poste indicativo marca el camino del PR-S 77 Vuelta a Colina.

Siguiendo esta nueva dirección, continúa la ascensión por el camino carretero para llegar al cabañal de Horneo (890 m), caracterizado por un marcado aprovechamiento ganadero. La cabaña de la izquierda, que está dentro de un cerrado casi circular se denomina Cabañuca Nueva, ya que es la última que se construyó en esta zona. Siguiendo la ascensión, por la zona de “El Sutío”, se dejan los Castros de Horneo a la izquierda, se trata de grandes bloques de piedra caliza tumbados hacia el N, debido a la inestabilidad del terreno arcilloso sobre el que están asentadas.

Mirando hacia atrás se verán los imponentes Campanarios (1.269-1.247 m.), una gran mole de piedra caliza que han ido erosionando los agentes moldeadores.

Continuando por el antiguo camino carretero, éste se adentra en el Monte Asón, un precioso hayedo asentado sobre el sustrato calizo que domina toda la ruta. 

Un poco antes (1.080 m) de salir del Hayedo se accede a la cuesta de La Rabía, que tiene un desnivel importante, una vez superado este escollo se llega al cabañal de Saco. El paisaje se encuentra dominado por un mosaico de prados, cabañas y muros de piedra, que alternan con zonas de landa atlántica de brezos y tojo.

Después de dejar dos cercados a la derecha, se entra en un callejo, entre el segundo de estos y una finca alargada, que pasa junto a una cabaña, después de lo cual se alcanza el Collado de Saco, que queda dentro de un bosquete. Una vez salido de éste el camino baja por una vereda de ganado muy bien definida entre brezo y tojo.

El camino vuelve a subir y comienza a dar una amplia curva a la izquierda. En este momento es recomendable dejar el trazado del PR-S 77, que se desvía para librar “La Lastrera”, como se denomina la plataforma de abrasión del Glaciar de Saco. La razón de adentrarse en esta plataforma es que se pueden apreciar gran número de fósiles marinos del cretácico superior.

Es necesario hacer la salvedad que caminar por esta plataforma está totalmente desaconsejado en caso de nieve, ya que las probabilidades de meter una pierna en una de sus grietas es muy alta, con el peligro de rotura.

Ibilbide 3.- Collados de Ason - Porra de la Colina (1448 m)

Collados de Ason - Hazas del Respiradero - Porra de la Colina (1448 m).

La ruta nos permite ascender al Colina (1460 m), una de las cimas más elevadas del Alto Asón. Las vistas son magníficas, y tiene la ventaja de ser circular.

Partimos de la explanada que hay cerca de Los Collados, donde hay un parking para dejar el coche y cogemos una pista que se dirige hacia el Oeste. Pronto tendremos una magnífica vista del valle del Asón, que se abre a nuestros pies. Siguiendo el sendero pronto alcanzamos Fuente Bezón, que tiene fama de ser una de las fuentes más frías de la comarca. Pasamos las cabañas de Horneo y tras un buen rato caminando llegamos al Alto de La Posadía (cartel indicador). A nuestros pies se abre una depresión que tras el deshielo o en épocas de grandes lluvias suele albergar un lago de considerables dimensiones: Brenavinto. Podemos observar el serpenteante trazado de los meandros del regato Rubridillo por su fondo plano, hasta sumirse en un ponor (sumidero) impenetrable, que conduce esta agua hasta el colector general del sistema, que vierte sus aguas en la cascada del Asón.

Sin embargo nuestra ruta nos obliga a abandonar el marcado camino que baja hacia Brenavinto, y cogemos un sendero que bordea la depresión por el Norte, ascendiendo lentamente, sin posibilidades de pérdida. Tras un pequeña cambio de dirección llegamos a una cabaña aislada, y unos hitos nos indican por donde sigue nuestra ruta. Tras una hondonada entre hayas hemos de coger un sendero que al comienzo nos desafía con un repecho un tanto molesto, para enseguida seguir ascendiendo suavemente. Nos encontramos en el Monte Moncrespo, desde donde podemos observar a nuestras anchas toda Brenarromán, otra depresión situada más allá de Brenavinto.

Llegamos a una de las partes más impresionantes de la ruta: "Las Hazas del Respiradero", un estrecho cañón excavado en la caliza, que seguiremos por espacio de unos 500 metros, hasta que unas escaleras a mano izquierda nos permiten salir del mismo para entrar en el hayedo. El camino sigue por la parte baja del bosque de hayas, marcado con la pintura del GR (rojo y blanco), para después salir a unas praderías por las que nos acercamos a las cabañas del Brenacobos, que bordearemos por la izquierda. Aquí encontraremos una fuente permanente, que invita a hacer una parada antes de dirigirnos al collado del Colina (Alto de Las Estacas).

Tras la fuente seguimos hacia el Este, siguiendo las marcas del GR, y llegamos, tras pasar por otras escaleras de roca, al collado. Las marcas rojas siguen hacia el este, para descender al Miera en su infatigable camino hasta Reinosa, pero nosotros nos dirigimos a la cima del Colina (1.460 m), justo al Norte. La subida no presente ninguna dificultad, y la panorámica es excelente. En primer lugar podemos ver al Norte la cima doble del Porracolina (1.408 m), al que se puede llegar siguiendo el cordal que parte del Carrío (el monte sito al otro lado del Alto de Las Estacas). A nuestros pies podemos ver el barranco de La sota, con sus cabañas, aún habitadas en verano. Al este, Hoyo Grande (Hoyón de Saco), enorme sumidero por el que pasaremos al bajar. Y al otro lado del valle del Asón, el Macizo del Mortillano, con Peña Rocías y los Porros del Mortillano.

La bajada del Colina la realizamos por el NE, hacia Hoyo Grande. Hay que tener cuidado de no despistarse aquí, ya que hay varios cortados. Una vez abajo podremos observar el lapiaz arrasado de hoyo Grande, un magnífico ejemplo de erosión glaciar, y no podemos evitar pensar en una especie de campo de fútbol rocoso. Siguiendo en dirección SE, a través de las hayas, llegamos a las cabañas de saco, donde el camino se vuelve claro y evidente. Sólo nos queda seguirlo disfrutando de la sombra de sus quejumbrosas hayas, a la espera de poder ver alguna ardilla o quizá, con un poco de suerte, un corzo. A ratos podemos ver una panorámica de las paredes opuestas del Asón. Dejamos a nuestra derecha los Castros de Horneo, y al llegar al Sotío nuestro camino gira al Sur, para salir cerca del alto de La Posadía, con lo que sólo nos queda retomar el camino ya andado para volver al coche.

 

 

NOTA:Todos los datos presentadosen esta pagina son aproximadosy pueden cambiar.Para mas información en ventanilla delGanguren MT